Archivo de la etiqueta: la que se avecina

La que se avecina

Hace unos días y en el ámbito de un foro de antiguos alumnos pertenecientes a un colegio de Madrid, al que tengo la satisfacción de pertenecer, un compañero, profesional del mundo jurídico con prestigio y veteranía, nos hizo llegar la siguiente reflexión sobre las reformas del Código Penal que preparan nuestros legisladores. No tiene desperdicio y por ello la reproduzco literalmente.

Ley y Justicia

Preparan reforma del Código Penal.                    Por César Mateo-Sagasta.

Compañeros. Os informo de por dónde van los tiros en la reforma del Código
Penal. No tendremos ley de huelga, pero con la reforma que preparan ¿para
qué? La suerte de ser pobres es que no hay cárceles para tantos, pues van a
caer por decenas en cada manifestación.

Si añadimos que quieren instaurar de nuevo los Juzgados de Distrito, con
Jueces y Fiscales a dedo, es decir, sin preparación ninguna, van a dejar la
Justicia como para acercarse a ella.

Otro detallito, que pase la Instrucción de los delitos al Fiscal, en vez de
ser el Juez el Instructor, significa en la práctica que pasa de estar en
manos de un poder supuestamente independiente a un Fiscal que depende
jerárquicamente del Ministerio de Interior. Olvidaros de los casos Bárcenas
y demás. No se va a procesar más que a los del partido que esté en la oposición.

Algunas de esas reformas en 6 puntos:

1. Que un antidisturbios te pegue una paliza de muerte no es delito.
Que alguien lo grabe y lo difunda sí que lo es.

2. Que un banco te desahucie no es delito. Ocupar una sucursal
bancaria para protestar por haberte desahuciado: hasta seis meses de prisión.

3. Cargarse la sanidad y la educación públicas no es delito.
Interrumpir el transporte público: hasta dos años de prisión.

4. Que la policía abuse de su autoridad y emplee la violencia no es
delito. Resistirse a la autoridad: hasta cuatro años de prisión.

5. Que los políticos agredan con sus reformas a miles de personas no es delito. Que una persona agreda a un político: hasta seis años de prisión.

6. Incumplir el programa electoral y mentir no es delito. Convocar  manifestaciones para protestar por ello: hasta un año de prisión.

 Sólo me queda añadir:  ¡ que nos coja confesados !