Me asalta la duda

 

Cuando se asoma al tiempo

la mirada se vuelve imposible;

duda la razón de sus razones

y achaca a lo invisible sus quimeras.

 

Hay sueños que terminan

y promesas que se cumplen,

como una infinitud de incertidumbres

que arden en la hoguera del deseo.

Todo es amenaza

en el dolor y la duda.

 

Buscas el dominio de lo cierto

para escapar del miedo

y te guareces entre cláusulas y cifras

viviendo en la ficción de lo seguro.

¿Crees que todo es posible?

Recuérdalo: hay pocas certezas absolutas.

 

Cuando amanezca mañana

empezarás de nuevo. Aunque te reconozcas.

Lo posible es anterior a lo cierto.

¿Es cierto el orden?

Me asalta la duda.

 

4 comentarios sobre “Me asalta la duda”

  1. Me ha encantado esta página, y tienes razón es muy difícil tener seguidores de la poesía en estos tiempos. Me gustaría seguir leyendo poesias como esta.
    Le dejo unos de mis poemas y mi blog para que lo visite.
    Saludos cordiales.
    La Abuela

    CUMPARSITA

    Cumparsita es una piba
    Querida en el arrabal
    Tiene su cara de niña
    Y alegría en su mirar.

    Su bandoneón lleva a cuestas
    Y en su boca una canción
    Ella se llama mi tango
    Y es semilla de malvón.

    Su andar es muy cadencioso
    Su pollera de percal
    Su boca de un rosa intenso
    Que te convida a besar.

    Ella es amiga de todos
    Es el barrio y el salón
    Empezó en un conventillo
    Y termino en el Japón.

    Lo paseo por todo el mundo
    Representando a la Argentina
    Es mi tango preferido
    Es mi musa más querida.

    Es ese tango elegido
    Que baila el rico y el pobre
    Cuando escuchan su compás
    Ya laten los corazones.

    Cumparsita ha envejecido
    Pero su música no
    Es el tango del domingo
    Rezonga en un bandoneón.

    Y allá se va cumparsita
    La novia del arrabal
    Quedó su tango en el aire
    Que nunca se morirá.

    Poetiza Rosa García

Deja un comentario